Ir a contenido

Guía del estudio de sueño: cómo y por qué realizarla

Un estudio del sueño ayuda a diagnosticar si se padece algún trastorno del sueño como apena de sueño, insomnio o síndrome de piernas inquietas.


persona_con_taza_cafe

 
Una vez que el médico solicita el estudio de sueño, se obtiene la información necesaria para los especialistas de sueño que calibran un equipo CPAP con la cantidad correcta de presión de aire que logrará evitar que las vías respiratorias superiores se bloqueen durante los períodos de apnea del sueño.

 

¿Qué se necesita para el estudio del sueño?        

Primero, se debe decidir si será en un laboratorio o en casa, aunque en ambos casos se mide lo mismo, los dos tienen pros y contras, aunque se debe decir que en entorno médico se obtiene un diagnóstico más completo.

La información recabada por ambos puede dar resultados significativos si se consideran las condiciones del estudio junto a los síntomas e historia personal.

 

En laboratorio

En el caso del estudio de sueño que se lleva a cabo en el entorno médico, se miden las ondas cerebrales, tiempo de sueño y movimientos de las piernas, lo que ayuda a diagnosticar otras afecciones.

El técnico del sueño encargado de su caso, colocará electrodos en su cuero cabelludo, una banda elástica alrededor de su abdomen y cintura y cables en su nariz y boca para medir el flujo de aire.

Puede sentirse extrañado ante un ambiente desconocido, sin embargo, las clínicas le darán todas las facilidades para que el estudio se realice sin inconveniente.

 

En domicilio

Si hablamos de las implicaciones del estudio del sueño realizado en el hogar, también llamado “sin supervisión”, se puede decir que es menos costoso y proporciona más comodidad por estar en un ambiente conocido, aunque es posible que no proporcione toda la información que el especialista necesita.

Es necesario que uno mismo obtenga y configure el equipo de la prueba, el técnico te visitará en tu domicilio para darte las indicaciones que tú pondrás en práctica antes de dormir para realizar el registro:

Deberás dormir como de costumbre y antes de acostarte, colocar una banda elástica en el pecho y el abdomen para medir la respiración, pegar un alambre delgado a la nariz y la boca para medir el flujo de aire nasal y oral; algunos sensores parecen una cánula nasal que usan algunos pacientes para mejorar su respiración.

También deberás colocarte un oxímetro en el dedo, el oxímetro es un pequeño dispositivo similar a un clip, que evalúa los niveles de oxígeno en la sangre mientras duermes.

Por la mañana deberás retirar de tu cuerpo todo el equipo y hacerlo en dos noches más, además de mandar los resultados del registro a los especialistas de la clínica de sueño quienes se los harán llegar al médico que te solicitó el estudio.

 

¿Cómo me preparo?

El día del estudio se requiere que uses una pijama cómoda.

Evita usar geles o spray para el cabello pues pueden impedir que los electrodos se adhieran  correctamente al cuero cabelludo.

No tomes siestas durante el día ni consumas cafeína previamente ya que son factores que pueden alterar el sueño durante el estudio.

Se puede ver la televisión hasta una hora antes del estudio.

 

¿Cuánto dura?

Generalmente, el estudio dura nueve horas, ya que los laboratorios del sueño prefieren recabar datos de siete horas de estudio del sueño de cada paciente.

Según datos de la National Sleep Foundation en Estados Unidos, la hora de inicio del estudio de sueño es entre las 8 y 10 pm, y el término es de 6 a 8 am.

persona_con_reloj


 

¿Cómo se realiza?

La prueba es indolora y no es invasiva, no se necesita ningún tipo de inyección o uso de agujas.

Se trata de ir a pasar unas horas de sueño en un ambiente cómodo, se puede ajustar la temperatura de la habitación y cámaras grabarán todo lo que ocurra durante la noche.

 

¿En qué consiste?

El estudio de sueño medirá durante toda a noche, el nivel de oxígeno en la sangre, la frecuencia cardíaca, la actividad cerebral, la presión arterial, los movimientos oculares, ronquidos, el flujo del aire a través de las fosas nasales, el movimiento en el pecho y abdomen, junto con el registro de su posición para dormir y la cantidad de tiempo que pasa roncando.

Con la información arrojada, el especialista interpretará estos resultados para determinar el tratamiento ideal de la apnea de sueño.

 

¿Qué pasa si no puedo dormir?

Es una pregunta recurrente, sin embargo, no hay nada de qué preocuparse, la gran mayoría puede dormir sin inconvenientes, incluso, aunque tarden más de lo habitual en quedarse dormidos.

 

¿Qué tan precisos son los estudios del sueño?

La precisión de los resultados del estudio del sueño depende del número de mediciones incluidas, en este sentido, el polisomnograma es el estudio ideal para el diagnóstico, ya que es el que ofrece los resultados más completos.

El polisomnograma registra la actividad cerebral, los movimientos oculares, la frecuencia cardíaca, la presión arterial, el nivel de oxígeno en la sangre, los movimientos del pecho, ronquidos y el movimiento del aire a través de las fosas nasales.

En el blog de nuestro sitio oficial, puedes encontrar información importante si estás adentrándote al mundo de la apnea del sueño, conoce cuál es la mejor mascarilla CPAP, además, comparamos nuestras máquinas CPAP y encontramos las 5 mejores.

Artículo anterior Consecuencias en nuestro cuerpo al no tratar la apnea del sueño
Artículo siguiente 13 estudios científicos de la apnea del sueño que debes conocer

Dejar un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer

* Campos requeridos