Ir a contenido
Conoce las diferencias entre roncar y apnea de sueño

Conoce las diferencias entre roncar y apnea de sueño

Si los ronquidos en tu habitación son un tema recurrente entre tu pareja y tú, te invitamos a que sigas leyendo para que conozcas las diferencias entre roncar y apnea de sueño.

Si bien los ronquidos y los sonidos provocados por la apnea del sueño tienen factores en común, sí existen diferencias e incluso similitudes que son necesarias puntualizar.

 

¡Échale un vistazo a las diferencias entre roncar y apnea de sueño!

La causa.

Mientras que los ronquidos se deben a que los músculos de la garganta, boca y lengua se relajan y sus tejidos vibran al respirar, en la apnea de sueño, las vías respiratorias están obstruidas, incluso, bloqueadas, lo que provoca interrupciones en la respiración.

 

Oxigenación en sangre.

Los ronquidos no provocan disminución alarmante en los niveles de oxígeno en sangre, en el caso de la apnea sí la hay debido a la respiración intermitente que ocasiona las vías respiratorias obstruidas.

 

Estado de ánimo.

Ante menor recuperación del cuerpo durante la noche, es de esperarse que la calidad de sueño de la persona con apnea sea menor, por lo tanto, es común que provoque cambios de humor, depresión y baja productividad.

persona dormida

 

Tipo de ronquido.

Cuando se padece apnea de sueño, los ronquidos son más frecuentes y fuertes, el sonido es similar a un ruido de asfixia, además, a menudo se despierta con dificultad para respirar.

Ya que conocemos las principales diferencias, hagamos un repaso en sus similitudes, mientras mejor conozcamos cada condición, será más fácil encontrar el tratamiento CPAP ideal.

 

Similitudes entre roncar y apnea de sueño

La primera similitud que debemos aclarar es que el ronquido es causado por la relajación de los músculos de la garganta, cuando estos tejidos se relajan las vías respiratorias se estrechan y vibran con la respiración, lo que provoca el característico ruido, mientras que la apnea es causada por la obstrucción de las vías respiratorias, lo que genera que la respiración se detenga.

Tienen síntomas superpuestos, es decir, que pueden coexistir; pueden ocasionar boca seca y dolor de garganta al despertar.

Por otro lado, comparten los factores de riesgo como el sobrepeso y la construcción o congestión nasal, además, sus causas están relacionadas a anatomía y estilo de vida, las desglosaremos a continuación.

 

Las causas de los ronquidos son:

Anatomía de la boca o los senos nasales

Peso

Alergias

Congestión nasal

Desviación del tabique nasal

Posición para dormir

Fumar

Consumo de alcohol

 

Las causas de la apnea del sueño son:

Obesidad

Edad

Género

Genética

Congestión nasal

Genéticamente, el tamaño de su cuello, garganta, amígdalas y adenoides puede estrechar sus vías respiratorias.

Fumar

Consumo de alcohol

 

En ambos casos es importante mencionar al importancia de los hábitos, por ejemplo, el consumo de alcohol hace que los músculos de la garganta se relajen y disminuya el reflejo natural de organismo de mantener las vías respiratorias abiertas.

Fumar, provoca que las vías respiratorias se inflamen y retengan líquido, esto aumenta las posibilidades de desarrollar apena del sueño.

La edad también es un factor, a medida de que se envejece, es más probable desarrollar apnea.

reloj

 

La pregunta obligada, ¿roncar significa que se tiene apnea del sueño?

La respuesta es no, no todas las personas que roncan tienen apnea.

Si quien ronca presenta ronquidos simples y no se detiene su respiración durante la noche, los ruidos nocturnos están asociados a sus hábitos, estilo de vida y posición al dormir.

Pero, cuando existen noches inquietas en las que se presentan episodios de despertarse por la dificultad para respirar y somnolencia excesiva durante el día, lo mejor es realizar una prueba de apnea de sueño, así, el especialista determinará si la terapia CPAP es necesaria para mejorar la calidad del sueño.
Artículo anterior ¿Qué hacer ante un contagio de Coronavirus si se tiene apnea del sueño?
Artículo siguiente Guía para principiantes CPAP: Cómo sobrevivir los primeros 90 días

Dejar un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer

* Campos requeridos