Ir a contenido
La apnea obstructiva del sueño en México

La apnea obstructiva del sueño en México

En 2017, en el estudio “Prevalencia de síntomas de sueño y riesgo de apnea obstructiva del sueño en México” se documentó, por primera vez en el país, información sobre trastornos del sueño en población adulta mexicana con representatividad nacional.

Lo cual es relevante en el ámbito de la salud pública porque un alto porcentaje de esta población presenta riesgo alto de síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS). Habitar en zonas urbanas y tener 40 años de edad o más incrementan el reporte de insomnio, de tiempo de sueño menor a lo recomendado y de alto riesgo de SAOS.

Síntomas de la apnea obstructiva del sueño - CPAP AirSense 10 AutoSet de ResMed

30% de la población en México se encuentra en alto riesgo para SAOS

Las prevalencias encontradas en México de insomnio y somnolencia diurna resultan preocupantes por su relación con el incremento de hipertensión arterial y alteraciones del metabolismo de la glucosa, e incluso con deterioro cognitivo asociados con insomnio e incremento en el riesgo de accidentes laborales y vehiculares.

Se ha documentado que residir en zonas urbanas afecta significativamente los hábitos de sueño, especialmente la reducción en las horas de sueño. En concordancia con reportes previos, el consumo actual de tabaco se asocia con mayor riesgo de insomnio. También influyen el incremento de obesidad y el envejecimiento poblacional, aunado al desarrollo de tecnología con mayor sensibilidad en la detección de eventos respiratorios.

El estudio revela que casi 30% de la población se encuentra en alto riesgo para SAOS dada la baja accesibilidad a un diagnóstico y tratamiento, que sería imposible solventar con la disponibilidad actual de los servicios de salud especializados. Debido a su relación con enfermedad cardiovascular y metabólica sería importante que el Sistema de Salud en México incluyera en sus programas los trastornos del sueño ya que el enfoque de prevención primaria para disminuir la prevalencia de obesidad como hábitos dietéticos adecuados y actividad física tendría efectos a mayor plazo. 

Es importante resaltar que los trastornos del sueño (TS) afectan la calidad de vida y algunos de ellos son causa de morbilidad y mortalidad prematura. Los TS más reportados son insomnio (22.1%), síndrome de apnea obstructiva del sueño  (6 a 32.8%) y síndrome de piernas inquietas (15.6%). Los TS afectan la calidad y la cantidad de sueño, lo que suele generar somnolencia excesiva diurna y, a partir de ésta, se incrementa el riesgo de sufrir accidentes de tráfico y laborales.

La apnea obstructiva del sueño es un problema de salud pública

A pesar de que cada año se llevan a cabo esfuerzos de concientización sobre la importancia del sueño para la salud, y la necesidad de educar a la población sobre la realidad de los trastornos de sueño para alentarlos a tomar las medidas necesarias en caso de tener uno. Sin embargo las estadísticas no muestran mejoras y los trastornos siguen sin diagnosticarse. En el caso de la apnea del sueño, el 90% de las personas que lo tienen no lo saben.

La apnea es un verdadero problema de salud pública del cual Latinoamérica no se salva. Pese a su magnitud, solo el 5% de los afectados busca la solución en una consulta médica formal”, puntualizó el Dr. Eduardo Borsini, médico neumólogo del Hospital Británico de Buenos Aires, Argentina. “Como proveedores de salud tenemos la responsabilidad de desarrollar el conocimiento sobre esta enfermedad al educar a la población que no sólo se trata del cansancio común y romper con la percepción cultural que el sueño no es una prioridad en la salud”, enfatizó.

La apnea obstructiva del sueño en México

Borsini afirma que adoptar una dieta saludable, hacer ejercicio y no consumir tabaco son algunas medidas de prevención que pueden reducir la probabilidad de contraer apnea. Sin embargo, las medidas preventivas no son suficientes ya que el trastorno puede afectar a cualquier persona.

Los trastornos de sueño como la apnea, aumentan los riesgos de contraer enfermedades crónicas tal como diabetes tipo 2 y EPOC”, acotó Mark Stoffels, Director General de Philips HealthTech México. El gran problema con la apnea es que la mayoría de las veces sus síntomas pasan desapercibidos ya que muchas personas los asocian con padecimientos usuales, por lo que la enfermedad se queda sin diagnosticar.

La SAOS deteriora el bienestar físico y mental de una persona

Calificada como un trastorno del sueño en el que la respiración de una persona se interrumpe repetidamente durante la noche, la apnea es un padecimiento que presentan el 4% de los hombres y el 2% de las mujeres en México, y se cree que existen miles de personas sin diagnóstico, sostiene el Hospital Houston Methodist.

En algunas personas la apnea puede interrumpir el sueño hasta 30 veces en una sola hora, por lo que al darse cuenta el cerebro, emite la señal de alarma para que la persona se despierte con una sacudida del cuerpo o jadeando por aire. Estas interrupciones frecuentes en el sueño, noche tras noche, pueden afectar significativamente la salud en general de quien las presenta.

Sabemos que no dormir lo suficiente puede afectar la vida de una persona, incluido su bienestar mental y físico”, explicó el Dr. Clinton Doerr, neumólogo del Hospital Houston Methodist. “Si estás cansado todo el tiempo, tendrás dificultades para concentrarte en el trabajo y en casa, por lo que es importante averiguar la causa”.

Las personas en general desconocen que más allá del cansancio al día siguiente, la apnea del sueño puede tener graves impactos en la salud, a largo plazo como presión sanguínea elevada, riesgos cardiovasculares, síndrome metabólico, hígado graso no alcohólico, entre otros padecimientos, por lo que es muy importante hablar de esto con su médico”, concluyó el especialista del Hospital Houston Methodist.

Tratamiento para la apnea obstructiva del sueño - AirCurve VPAP de ResMed con Humidificador

Identificar los síntomas de la apnea obstructiva del sueño es vital

Sí se ronca, no se tiene un descanso reparador por la noche o durante el día existe agotamiento es probable que no se esté teniendo un sueño de calidad. Los ronquidos y la somnolencia pueden significar más que simplemente sentirse adormecido durante el día. Pueden ser síntomas de SAOS. Una vez que la apnea del sueño es diagnosticada, es importante seguir las opciones de tratamiento que indique el especialista.

Entre ellos se encuentra la presión positiva en la vía aérea (CPAP), que es la opción más común y constituye el tratamiento de referencia.

Otro sería la presión positiva automática en la vía aérea (APAP), que varía automáticamente la presión de aire durante la noche para responder a los cambios en las necesidades de presión.

También podría ser un tratamiento binivel, que se utiliza cuando se necesita una presión más elevada para lograr optimizar de forma eficaz el procedimiento contra la apnea del sueño.

Otra opción es la cirugía, pero conlleva riesgos. Hay diversas opciones para el tratamiento de la apnea del sueño y productos como los que ofrece ResMed o Philips Respironics mitigan el padecimiento y son claves para lograr un sueño reparador y no se ponga en riesgo la salud.

Artículo siguiente La apnea del sueño no tratada puede acortar los años de vida

Dejar un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer

* Campos requeridos